Inicio

Convierte tu RaspberryPi en un servidor de descargas

¿Por qué?

Hace un tiempo que me compré un Raspberry Pi para usar de centro multimedia. La experiencia no ha podido ser mejor, por lo que ahora tengo otro para usar como servidor de descargas, es decir, tener corriendo aMule y un servidor de torrents las 24h.

[Actualizados los cálculos con precios de 2018]

Una de las razones por las que me he decidido a jubilar mi viejo Athlon XP 2600 es el consumo. Una simple multiplicación que, en los tiempos que corren, me ha puesto los pelos de punta. La cuenta de la vieja: si el ordenador consume unos 150 W (65 del procesador, 12 cada uno de los dos discos duros y 60 la tarjeta gráfica más otros componentes como lectores-grabadores o tarjeta de red, cuyo consumo no he podido determinar, y el monitor, usado durante un tiempo indeterminado), durante 24 h son 3600 Wh al día. En un año el consumo de energía es de 1314000 Wh, es decir 1314 KWh. Y la compañía eléctrica me cobra la electricidad a 0,13 €/KWh. El precio total anual de bajarse las series todas es de 170,82 € al año.

Así que he desmontado el disco duro "grande", y me he gastado 30 € en una caja para alimentarlo y usarlo como disco externo USB. Así lo he montado todo (ordenador, router y almacenamiento) juntito en un cajón. Ahora el consumo máximo es, teóricamente, de 17 W: 5 del ordenador y 12 del disco duro (el consumo del router está fuera del cálculo porque no puede eliminarse sea cual sea el ordenador que se use) y el año me sale a 18,76 € (por 148,92 KWh de consumo total). El ahorro es de 146,80 € al año, ¡un 88%!. Si la inversión ha sido de casi 75 € entre el Raspberry pi, la caja del disco y una regleta de alimentación, está amortizado en 6 meses. Y si ya tienes una regleta de enchufes o un disco externo libre, aún más ahorro y menos tiempo de amortización. Mejor imposible.

¿Alguien duda todavía de por qué he hecho el cambio?

Echadle un vistazo a la entrada con el proceso necesario para llegar a buen puerto con este proyecto.

NOTA: El consumo máximo de un equipo es muy sencillo de estimar sabiendo las características de su alimentación. Si el transformador (el cargador del móvil, por ejemplo, que es lo que yo uso, en la siguiente entrada se explica) da los 5 V y una intensidad de 1 A, aplicando la fórmula de la potencia eléctrica (P=V·I) tenemos que P=5 W. Si el ordenador no demanda constantemente 1 A a la fuente de alimentación, sino que esta trabaja más relajadamente, el consumo es incluso menor. En realidad el consumo del Raspberry Pi en solitario, sin Wifi ni teclados Bluetooth ni nada ronda los 3,5 W (5V y 700mA mínimos recomendados para la fuente de alimentación). El consumo exacto se puede saber midiéndolo directamente con un amperímetro, pero soy un poco vago a veces...